Horarios, LOMCE

La Junta culpa al Ministerio del descontrol del profesorado de Religión que ella provocó

La Consejería detecta 252 colegios con «desajustes» en los horarios, pero matiza que ello no implica que «no hagan nada»

La Junta de Andalucía ha tardado tres años en cuantificar, sin demasiada exactitud, los efectos laborales de la reducción de la carga horaria que impuso en la asignatura de Religión en los centros públicos de la comunidad. En septiembre de 2015, LA RAZÓN ya alertaba de que el curso arrancaría con maestros de brazos cruzados, cobrando sin impartir clases, al no cubrirse en muchos casos la totalidad la jornada que figura en sus contratos, pagados por el Ministerio de Educación al no estar transferidas las competencias al Gobierno andaluz en esta materia. Una problemática ante la que las administraciones han mirado hacia otro lado demasiado tiempo y por la que hoy los partidos de la oposición le afean el «quebranto de recursos públicos».

El Ministerio, pagador, primero optó por renovar los contratos hasta conocer los efectos reales de la minoración lectiva y, posteriormente, se ocultó detrás de una inminente negociación –a la postre frustrada– del pacto educativo para dilatar una medida que para los más de 2.000 profesores de Religión andaluces supondría despidos o, en el mejor de los casos, reducciones de jornada y sueldos. Decisión además que no casaba con la ideología popular y evidenciaba un agujero político más de la controvertida Lomce del ministro Wert.

E ideológica fue la razón esgrimida por el PSOE andaluz para aplicar una reducción con matices. En el ideario socialista se apuesta claramente por una escuela pública laica, pero sólo hasta que ésta choca con la realidad de la ciudadanía andaluza. Lejos de asumir el coste político de su decisión, la Consejería acabó dejando en manos de los directores de los centros la última palabra, apelando a un ejercicio de autonomía organizativa. Los datos ofrecidos desde entonces bailan. Así, en octubre de 2015, la Junta indicaba que 762 de más de 2.000 centros educativos de Primaria habían optado por limitar la Religión a 45 minutos, un 40%. Ayer, durante un intenso debate en la comisión de Educación del Parlamento, la consejera Sonia Gaya aportaba nuevas cifras. Primero, la ex sindicalista advertía que hoy hay 70.000 alumnos menos que cursan la asignatura que en el curso 2013-14 (no cuantificó el efecto de bajada de la natalidad). Luego, indicó que en la actualidad sólo hay un 5% de colegios de educación Infantil y Primaria que imparten 45 minutos de Religión a la semana, un 60% llega a los 60 minutos y un 35% mantiene los 90 minutos. Más llamativo es todavía que la consejera, recién llegada al cargo en junio de 2017, desconociera la situación del profesorado de Religión y que fuera a partir de ese momento cuando la Consejería de Educación se interesara de verdad por resolverla.

Es entonces cuando se solicita un estudio cuyos resultados no resultan creíbles porque los centros no han grabado de forma correcta los datos en el sistema y se detectan centros con incidencias llamativas: unos no alcanzan los 45 minutos y otros superan los 90 minutos máximos. Todo ello porque los maestros de Religión no figuran en el sistema como el resto de docentes contratados por la Junta de Andalucía.

Con posterioridad se puso en marcha un nuevo procedimiento más exhaustivo centro a centro con un seguimiento personalizado que ha detectado «desajustes» en los horarios de profesores de Religión de 252 colegios. Y la propia consejera matiza: «Algunas incidencias pueden deberse a que el Ministerio hace contratos a jornada completa por 25 horas y no por 22,5 horas. En la suma de las horas hay razones de diversa índole que pueden contribuir al desajuste y que no implican que los maestros estén sin hacer nada».

La consejera afirma haber puesto en conocimiento del Ministerio todos los datos y lo responsabiliza de no ser «riguroso» en la contratación. Sea como fuere, es ahora cuando la Junta va a poner en marcha una nueva aplicación que permitirá el próximo curso conocer a tiempo real los horarios y el personal que imparte las clases, al tiempo que va solicitar al Ministerio un listado del personal contratado para cotejar información.

Antonio Maíllo, portavoz de IU, insistía ayer en preguntarle «qué norma» obligaba a la Consejería a elaborar una orden que dejaba en manos de los directores la decisión final y provocó el descontrol que reina hoy. Además, acusó a Susana Díaz por dejarse «presionar» por los obispos andaluces para no ser más drástica.

Fuente: larazon.es

Anuncios
Clases de Religión, Horarios, LOMCE, Noticias, Protestas

NOTA INFORMATIVA DE APPRECE ANDALUCÍA

unnamed

REFLEXIONES DE APPRECE-A ANTE LA DENUNCIA PÚBLICA DE IU SOBRE ALGUNOS PROFESORES DE RELIGIÓN DE EDUCACIÓN PRIMARIA DE ANDALUCÍA.

El Pleno de APPRECE ANDALUCÍA. quiere aportar unas reflexiones ante la denuncia de IU sobre algunos profesores de religión que, en Andalucía,  según ellos, están cobrando sin trabajar.

1.Si los hechos son ciertos, como parece que lo son, como personas adultas que somos, debemos reaccionar razonando, analizando los hechos, sus causas y sus consecuencias, con la finalidad de valorarlos y de buscar soluciones legales que encajen en nuestro Estado de Derecho. Y APPRECE lo hace siendo consciente de ser un Sindicato de sólo Profesores de Religión y para el Profesorado de Religión.

 

2. No se trata, a nuestro juicio,  de una denuncia a todo el Profesorado de Religión de Andalucía, ni al de Secundaria, que depende de la Consejería de Educación. Ni tampoco lo es a la inmensa mayoría del profesorado de religión de la educación Infantil y Primaria, que trabaja en los centros, dependientes de la Consejería de Educación, aunque su contrato y su relación laboral lo sean con el MECD, porque todavía no se han puesto de acuerdo las Administraciones del Estado y de nuestra Comunidad Autónoma, para que los profesores de religión de infantil y primaria de Andalucía, con sus nombres y apellidos y su DNI. sean publicados en el BOE, al  ser transferidos a la Junta de Andalucía.

 

3. Estamos, pues, ante dos Administraciones Públicas, que tienen que coordinarse para que los criterios de funcionamiento y las relaciones laborales con este profesorado, sean similares a los que se vienen usando con el Profesorado de Religión de Secundaria, desde bases legales y desde idénticos criterios, para que se apliquen de la misma forma a todos los que tienen contratos indefinidos con las Administraciones Públicas.

 

4. Lo ocurrido es que IU, como partido político que representa a los andaluces, en el uso de su compromiso y programa políticos, ha creido necesario y conveniente, denunciar unas presuntas irregularidades de unos  profesores de religión que, sin contar con horas lectivas de religión, vienen cobrando sus retribuciones económicas. Y, como ha confirmado la Sra. Consejera de Educación y el Portavoz del Gobierno, son hechos, que se consideran muy graves.

 

5. Y, como la causa principal de lo que está ocurriendo ahora y que han sacado a la luz pública algunos medios, arranca de lo ocurrido en el año 2015, cuando la Consejería de Educación aprobó una fórmula para que en los centros se dieran solo 45 minutos de religión, como mínimo, dejando en manos de los equipos directivos la posibilidad de mantener los 90 minutos, era más que evidente que las consecuencias laborales se iban a producir necesariamente. APPRECE, en solitario, tuvo que hacer frente a esa medida de la Consejería, con una información a los equipos directivos de los textos legales, advirtiéndoles que había que tenerlos en cuenta, para no cometer delitos de prevaricación. Y también APPRECE, también en solitario, recurrió ante el TSJA las reducciones horarias impuestas en la Educación Primaria. De la legalidad o ilegalidad de la medida tomada por la Consejería, será la Sala de Sevilla del TSJA, la que se tiene que pronunciar. Por tanto, estamos hablando de una norma, que puede ser declarada ilegal, con las consecuencias de todo tipo, también económicas, que se pueden derivar del fallo judicial.

 

6. El MECD, sabiendo que las reducciones horarias que algunos equipos directivos podían imponer en sus centros, pueden ser declaradas ilegales por los Tribunales de Justicia, no quiso modificar los contratos indefinidos del profesorado de religión de primaria en Andalucía, ya que por medio están acuerdos de Estado. Y, al darse cuenta de que en algunas Autonomías, defendían las reducciones horarias en primaria, con el argumento de que lo había hecho el Ministerio en Ceuta y Melilla, aprobó unas Instrucciones en las que, se habilita al profesorado de Religión para hacer otras actividades educativas, si con sus horas de religión no pueden cubrir todas las horas lectivas contratadas, pensando en que en esas Autonomías que copian, también copiaran esa parte de las Instrucciones.

 

7. No existe prevaricación ni incumplimientos legales, ni por parte del MECD ni de nadie, sino prudencia para no entrar en un ERE, planteando despidos de profesores de religión, con sus correspondientes indemnizaciones y cobro del seguro de desempleo, de acuerdo con sus años cotizados, a los que tienen derecho, de acuerdo con la legislación laboral española y europea. Lo que nos llama la atención de IU es su falta de sensibilidad social, porque los andaluces afectados sean profesores de religión. Tampoco cabe recriminar al Gobierno Andaluz, que no haya caído en la trampa de hacer juicios maniqueos ni se le haya ocurrido tomar medidas discriminatorias contra unos profesores de religión, a los que se les arrebató su horario de religión, por una medida tomada por una de sus Consejerías. A cualquier empresario particular que actuara como insinúa IU, le caería todo el peso de la Ley.

 

8. APPRECE, respetuosa con la Ley siempre, coincide con quienes no ven bien que nadie cobre sin trabajar. Y, como representa a todo el profesorado de religión, lo hayan votado o no, tiene que decir claramente que no es propio de ningún sindicato crear discriminaciones entre los trabajadores de una Administración Pública, quitándole horas a unos para dárselas a otros y dejando a compañeros sin horas lectivas, es decir, sin horas de trabajo, ya que tenían y tienen la obligación de cumplir con su contrato de trabajo. Es, por tanto, una mala gestión sindical, la causante última de una situación que, a simple vista, resulta escandalosa y, puede que lo sea, pero en ningún caso ha sido buscada voluntariamente por parte de los afectados. Ha sido y es, sencillamente, una gestión  sindical mal hecha y peor aplicada, cuyos responsables debieran dar explicaciones públicas.

 

9. En consecuencia, APPRECE exige a todos y se exige a si mismo como sindicato, que defiende los intereses de todo el profesorado de religión y no busca ni buscará jamás el enfrentamiento entre los trabajadores, a pesar de que algunos saquen razones irracionales para justificar lo injustificable, por ser discriminatorias y sin razón legal alguna, que unos hechos concretos se sepan tratar en el Parlamento de Andalucía, con mayor objetividad y respeto legal, para buscar soluciones legales y no para denigrar públicamente al colectivo de empleados públicos, que forman parte de las comunidades educativas de Andalucía, cumpliendo con los requisitos legales que la legislación vigente exige, formando parte de la función pública andaluza, en la que merecen respeto, tanto si se trata de enjuiciar su trabajo, como si se trata de la dignificación del propio trabajo.

 

10. Si la Consejería de Educación es hoy un modelo a seguir en España, por lo bien que ha diseñado las enseñanzas de Religión en los Bachilleratos, con su alternativa académica correspondiente, y esperamos que también en la ESO quede correctamente diseñada la distribución horaria de las enseñanzas de religión, pasando una hora de 3º de la ESO al curso 1º, no podemos dudar de que también en la Educación Infantil y Primaria, todos vamos a saber respetar la legislación vigente, que pasa por aplicar los 90 minutos de siempre, en todos y cada uno de los 6 cursos de la educación primaria, como cumplimiento de exigencias constitucionales y acuerdos y convenios firmados con todas las Confesiones religiosas por el Gobierno de España. Y  así el problema que IU ha denunciado en los medios desaparece.

                                             Andalucía, 10 de mayo de 2018

Fuente: apprece-a.es

Clases de Religión, Horarios, LOMCE, Noticias

El Supremo obliga a ofrecer Religión, pero no impone el número de horas

El conflicto por la asignatura llega al alto tribunal, que aún debe decidir sobre otro recurso más.

Una profesora imparte una clase en una imagen de archivo. :: /HOY

El Tribunal Supremo se ha pronunciado sobre la asignatura de Religión en Extremadura. Y reparte la razón entre la Iglesia y la Junta, a partes iguales.

El alto tribunal ha dictado dos sentencias con fecha de 20 y 21 de marzo que siguen en la misma línea. Por un lado, obligan a la Junta a ofertar esta asignatura en Segundo de Bachillerato y, por otro, avala que Educación establezca la carga lectiva que considere oportuna. Aunque establece que las horas deben ser las suficientes para que la asignatura pueda enseñarse de forma adecuada. Es decir, que los magistrados consideran que no puede seguirse un criterio cuantitativo, sino cualitativo. A ese matiz se agarraron este viernes los obispos extremeños para reclamar diálogo y tender su mano. Entienden que son ellos los que pueden determinar si se hace de forma correcta o no.

El abogado que representa a los tres obispados extremeños y al de Toledo, Francisco Lamoneda, considera que esta sentencia es un llamamiento a que la Junta y la Iglesia se sienten a conversar para determinar la carga horaria.

El Supremo respalda, de esta forma, que la Junta redujera una hora la carga lectiva en primero de ESO y primero de Bachillerato. De hecho, considera que esa merma ni es ilegal ni discriminatoria. Estas dos sentencias surgen a raíz de los recursos de casación presentados por la Junta de Extremadura contra dos fallos del TSJEx, uno de los cuales rechazaba la reduciión de una hora de la clase de Religión en primero de ESO y primero de Bachillerato decidida en 2016.

No obstante, en su día se presentó otro recurso más contra otra sentencia del TSJEx que, de momento, no se ha fallado. No está descartado, de esta forma, que la tercera sentencia que estudia otro ponente distinto del Supremo sí entre a determinar las horas que deben impartirse.

De cualquier manera, Francisco Lamoneda considera difícil que se llegue a este extremo dado que el Supremo es un tribunal de ámbito nacional y la educación es una competencia transferida a las comunidades autónomasy, por tanto, cada una determina las horas de Religión.

«Consideramos razonable que se mantenga la asignatura con el reparto anterior a los cambios de 2016»MANUEL GARCÍA

Junto al abogado, en el Arzobispado extremeño, también compareció el delegado episcopal para la Educación de la Archidiócesis Mérida-Badajoz, Manuel García, quien considera razonable el reparto anterior al decreto de 2016 que modificó la asignatura. Esto es, una hora a la semana en Educación Infantil; dos horas en primero, segundo y tercero de Primaria, y una hora en cuarto, quinto y sexto. Una vez que el alumno pasa a Secundaria, recibe dos horas en primero, dos horas en segundo y de nuevo una hora en tercero y cuarto.

Además de los obispos extremeños, la Junta también se ha pronunciado sobre las sentencias. Por un lado, se mostró prudente y emplazó a una valoración completa la próxima semana. Pero, por otro, la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, consideró que el alto tribunal da la razón a la Junta de Extremadura en cuanto a la reducción de las horas de la asignatura de religión.

En este sentido, la consejera aseguró que la administración regional acatará lo expuesto por el TS «con prudencia y con respeto», y estudiará como llevarla a cabo «de la mejor manera posible y desde un punto de vista constructivo».

Asimismo, aseveró que nunca se ha buscado un enfrentamiento con las partes implicadas, ni se hará tras esta sentencia, y ha pedido tranquilidad a toda la comunidad educativa. En este punto coincide con lo expresado por los portavoces de los obispos.

Sobre este tema también ha opinado el PP. Su portavoz de Educación en la Asamblea, Pilar Pérez, mostró su satisfacción y consideró que dan la razón a los obispados extremeños. Para los populares, las dos sentencias «suponen un supremo varapalo judicial al sectarismo de la Junta y a su poda selectiva de derechos constitucionales».

A su juicio, Vara «quería eliminar la religión católica de las aulas extremeñas, pero, con estas dos últimas sentencias del Supremo, ya son cinco las ocasiones en las que la Justicia le ha dejado claro que por encima de sus caprichos ideológicos están los derechos de los padres extremeños».

El PP relacionó también este asunto con la implantación de la religión islámica en los centros extremeños. «Impartir islam en los centros educativos es para la Junta una cuestión derivada de su obligación de garantizar la libertad religiosa», sin embargo, «garantizar la enseñanza de la religión católica, que es la religión mayoritaria, es una cuestión que solo se asume vía varapalos judiciales», añadió Pérez.

Fuente: hoy.es

Clases de Religión, Horarios, LOMCE, Noticias

SENTENCIA DEL TSJA EN FAVOR DE LAS DOS HORAS DE RELIGIÓN EN 3º DE LA ESO

NOTA DE PRENSA DE LA ASOCIACIÓN DE PROFESORES DE RELIGIÓN EN CENTROS ESTATALES (APPRECE), EN RELACIÓN CON LA SENTENCIA DICTADA POR EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE ANDALUCÍA, SEDE DE SEVILLA, DE 15-3-2018.

APPRECE desea informar con esta nota, que el día 21 de marzo, se ha notificado sentencia dictada por el TSJA, Sala de lo Contencioso Administrativo, de fecha 15-3-2018, en procedimiento seguido a instancia de este Sindicato, con el asesoramiento legal del letrado D. Félix Muñoz Pedrosa (del bufete sevillano GLOBAL LEX ABOGADOS).

En dicho procedimiento, APPRECE solicitaba la declaración de nulidad de la Orden de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía de fecha 14-7-2016, por la cual se desarrolla el currículo correspondiente a la Educación Secundaria Obligatoria en la Comunidad Autónoma de Andalucía, en cuyo anexo, la Administración reducía de dos a una hora, las clases semanales de la asignatura de religión en el tercer curso de la ESO.

Dicha reducción horaria, supuso notorios perjuicios para todos los interesados en el normal desarrollo de la asignatura, tanto para el alumnado y los padres/madres y tutores legales del alumnado que en el ejercicio de su derecho, habían optado por una asignatura que se veía así menguada en su contenido y extensión, como para el profesorado de la misma. La Consejería de Educación, llegó al punto de reducir las horas de trabajo de un buen número de este profesorado, y con ello, sus derechos salariales y de cotización a la Seguridad Social, alegando la Administración que al reducirse las horas, se reducía igualmente la necesidad de carga lectiva del profesorado de la asignatura.

APPRECE en su demanda sostenía la ilegalidad de dicha Norma, tanto por razones formales, al no haberse respetado los preceptivos trámites de audiencia a los representantes de los interesados (que hubieran permitido una amplia reflexión de los afectados por la norma, y que hubieran contribuido a la mejora de la misma, evitando el “ordeno y mando” que la Orden supuso) como por razones de fondo, ya que la Orden venía a contrariar la equiparación de la asignatura de religión con las demás asignaturas fundamentales, principio consagrado en Leyes de rango superior a la Orden, y que por tanto, estaban siendo vulneradas por ésta.

La sentencia ahora dictada, sin necesidad de entrar siquiera en el fondo del asunto, reconoce y declara la ilegalidad de la Orden de la Consejería de Educación, por cuanto dicha Administración omitió su obligación legal previa al dictado de la misma, de dar la preceptiva audiencia a los interesados y a las organizaciones que representan a los sectores afectados por la misma. El reproche del Tribunal al proceder de la Junta de Andalucía es tal, que llega incluso a imponerle las costas del procedimiento.

Como consecuencia de esta sentencia, y una vez la misma adquiera firmeza, el Sindicato APPRECE, que representa al profesorado de religión, procederá a reclamar a la Consejería de Educación, el cumplimiento de las consecuencias de dicha fallo judicial, entre las que se encuentran, la reposición de los horarios de religión al alumnado que opte por la ERE y de los horarios lectivos de su profesorado, de sus salarios no percibidos y de sus cotizaciones a la Seguridad Social de ese tiempo, de los que, de manera declarada ilegal, se han visto privados por causa de una norma que resultaba contraria a Derecho, según se reconoce ahora judicialmente con su declaración de nulidad.

APPRECE sugiere a la Administración una negociación para la ejecución de esta sentencia, para agilizar su cumplimiento y volver cuanto antes a la normalidad de los horarios lectivos de los centros educativos de Andalucía.

                   En Sevilla, a veintidós de marzo de 2018.

Fuente: apprece-a.es

Clases de Religión, Horarios, LOMCE, Noticias

El horario de Religión enfrenta a la Junta con los directores de colegios

  • La Consejería de Educación deja en manos de los centros la decisión de reducir el horario

  • Los directores consideran que se “confunden” las competencias y se provocan divisiones

  • La LOMCE marca un mínimo de 45 minutos semanales de Religión para Primaria

  • Actualmente, los colegios andaluces imparten 90 minutos de Religión a la semana

La decisión de la Consejería de Educación de dejar en manos de los directores de los colegios la decisión de si reducen o no el horario de Religión ha provocado una fuerte contestación por parte de los centros, que acusan a la Junta de no ejercer sus competencias y trasladarles un debate que -advierten- en vez de solucionar los problemas dividirá a la comunidad educativa.

Luciano Alonso, consejero de Educación en funciones de la Junta de...

La Asociación Andaluza de Directores de Infantil, Primaria y Residencias Escolares (Asadipre) se ha mostrado públicamente contraria a la dejación de la responsabilidad por parte del gobierno andaluz y ha pedido a la Consejería de Educación que modifique las instrucciones que obligan a los directores a tomar la decisión sobre la reducción o no del horario de Religión en Primaria.

La LOMCE, según recuerda Asadipre, establece que el horario para la materia de Religión será de 45 minutos por nivel a la semana en la Educación Primaria, dejando la posibilidad, a aquellos gobiernos autonómicos que lo consideren oportuno, de aumentar la carga horaria, en función de sus competencias transferidas.

En la actualidad, en los centros andaluces se imparten 90 minutos de Religión en Primaria, el doble de lo exigido por la LOMCE. El consejero de Educación, Luciano Alonso, anunció en su día que limitaría el tiempo dedicado en las aulas a esta materia al mínimo que le exigiera la ley. Ello suponía la reducción al 50 por 100 de las horas totales impartidas y, por tanto, un recorte también del personal necesario para dar la materia, lo que provocó la protesta de los sindicatos que representan a los profesores de Religión en Andalucía, unos dos mil.

El conflicto se aplazó temporalmente en la medida en que el Ministerio de Educación (de quien dependen los contratos de los profesores de Religión en Primaria) garantizó a los sindicatos que, para el próximo curso, 2015-16, se garantizaba la continuidad de la plantilla, con independencia de las horas finales que se impartieran.

Antes del 10 de junio

La Junta, en contra de lo prometido, descargó la responsabilidad de la decisión sobre los centros. Tal y como recuerda Asadipre, “algunas comunidades autónomas han decidido fijar el horario de la materia en el mínimo establecido por la reciente ley educativa”. Sin embargo, la Junta de Andalucía, a través de la Secretaría General de Educación de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, en unas instrucciones emitidas con fecha de 24 de febrero, “conmina a las personas que ejercen las direcciones de los centros educativos a que, antes del día 10 de junio, comuniquen a la Dirección General de Planificación y Centros el total del horario asignado a la materia de Religión en cada uno de los niveles de la etapa para el curso que viene, dejando pues en manos de las direcciones la responsabilidad de aumentar la carga horaria de la misma”.

Para los directores representados en Asadipre, esta instrucción genera “confusión” en la aplicación de las competencias en materia educativa, ya que “se va a decidir una ampliación horaria y, por ende, las condiciones laborales de los trabajadores, en órganos de gobierno del centro de los cuales forman parte los interesados“, lo que, a su juicio, obligará a tener en cuenta condicionantes “afectivos” que “distorsionarán” esa capacidad de decisión.

Además, los directores consideran que el hecho de que sean los directores los definan el tiempo que su centro dedica a la Religión, “creará problemas en las relaciones dentro de las comunidades educativas de los centros escolares e incluso a nivel local”, ya que esa decisión puede “dividir a la opinión pública a favor o en contra por las diversas connotaciones que lleva asociadas”. Asadipre considera, además, que algunos condicionantes como “las relaciones personales, las creencias religiosas y el sentimiento del deber” pueden influir de forma indeseada en la toma de decisiones de los centros.

Fuente: elmundo.es

Clases de Religión, Horarios, LOMCE, Protestas

Los profesores de Religión se manifiestan en Sevilla contra la reducción de la asignatura

La Junta pretende reducir a 45 minutos semanales la clase de religión y su alternativa de valores sociales y cívicos en los centros públicos

manifestacion-profesores-religion--644x362

Más de 5.000 personas, según el sindicato CSI-F, se han manifestado hoy en Sevilla en defensa del mantenimiento del empleo de los profesores de religión en centros públicos andaluces.

La protesta, convocadas por los sindicatos ANPE, APPRECE, CSI-F y USO, ha comenzado en la Delegación del Gobierno Central hasta la Presidencia de la Junta de Andalucía, ante la que se ha leído un comunicado en protesta contra la reducción de la asignatura de religión.

El presidente de Enseñanza de CSI-F en Andalucía, Francisco Hidalgo, ha dicho en declaraciones a Efe que con la protesta tratan de hacer patente el problema laboral y social que generaría la reducción horaria de la asignatura de religión y su alternativa de valores sociales y cívicos a 45 minutos semanales.

Ha explicado que esta medida pondría en peligro el empleo de más de mil docentes de religión andaluces y llevaría una reducción salarial a otros 2.000 por debajo del mínimo interprofesional.

Tras esta manifestación, Hidalgo ha explicado que actualmente están realizando una campaña de recogida de firmas contra esta medida que acabará el 16 de enero y que están a la espera de que tras la Navidad se abra un proceso negociador con la Junta.

Por su parte el sindicato ANPE ha criticado hoy en un comunicado que la reducción de la asignatura de religión y su alternativa de valores sociales y cívicos pretendida por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta «no tiene la menor justificación didáctica o pedagógica y supone un golpe devastador a los derechos laborales del profesorado que la imparte.»

«La marginación de esta asignatura, libremente escogida por el 80 % de familias y alumnos, responde exclusivamente a criterios ideológicos, atentando directamente contra los derechos de unos empleados públicos, cuyo acceso a dicha condición jamás ha sido puesto en cuestión por ningún tribunal de justicia», ha indicado ANPE en el comunicado.

Fuente: abc.es