Clases de Religión, Horarios, Legislación educativa, LOMCE, Noticias, Protestas

Juntxs Sumamos, pero con una escuela inclusiva real.

Desde la Plataforma Andaluza en Defensa de la Religión en la Escuela,  y tras leer el manifiesto de Juntxs Sumamos, queremos dar a conocer algunas reflexiones en cuanto al punto que se refiere principalmente a la enseñanza de la Religión en los centros públicos de Andalucía.

Desde esta Plataforma abogamos por una defensa de la escuela pública y además, porque  no es incompatible, por el derecho preferente que les asiste a las familias a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos e hijas.

Estamos de acuerdo en algunos puntos del manifiesto de JUNTXS SUMAMOS, dado que en cierta medida buscan como finalidad una mejora de la enseñanza. Así también, respetamos el derecho que les asiste a sus protestas y reclamaciones en favor y defensa de sus puestos de trabajo. Aunque, como es lógico, no podemos estar de acuerdo con la postura que manifiestan en cuanto a la presencia de la asignatura de Religión en la enseñanza y a la libre elección de las familias en la educación que quieren para sus hijos e hijas.

La historia de la asignatura de la Religión en la enseñanza española ha sido y sigue siendo cíclicamente una cuestión debatida y sujeta a polémicas, como se puede observar también en algún punto del manifiesto, así como en otras intervenciones en medios de comunicación y redes sociales:

“9.Respecto a la enseñanza de las religiones, seguimos recordando la aconfesionalidad del estado español. La mayoría de los docentes coincidimos en que debe darse fuera de las aulas de los centros educativos y dar una salida digna a los docentes de esta materia, previa solicitud al Ministerio de Educación. No rechazamos ninguna religión, pero ya tienen unos lugares para que esta sea impartida.”

( Del Manifiesto de JUNTXS SUMAMOS)

– Se alude en el punto nº 9 del mencionado manifiesto , y concretamente respecto a la Enseñanza de las religiones, a la aconfesionalidad del Estado para justificar una exclusión del área de Religión en la enseñanza y de nuestro sistema educativo. Pero es precisamente esta aconfesionalidad la que permite que existan unos acuerdos entre el Estado y las diferentes confesiones religiosas. Un Estado aconfesional es aquel que no se adhiere y no reconoce como oficial ninguna religión en concreto, aunque pueda tener acuerdos de colaboración o de ayuda económica principalmente, con ciertas instituciones religiosas. Recordaros que un Estado aconfesional no es exactamente un Estado laico.

-Por otro lado, también se afirma que: “la mayoría de los docentes coincidimos en que debe de darse fuera de las aulas de los centros educativos”. Pero la presencia de la Religión en la enseñanza, guarda una relación directa con el ejercicio de los derechos fundamentales del alumnado y de las familias. En lo relativo a la formación moral y religiosa, son las familias a quienes la legislación nacional, e incluso internacional, otorga y reconoce el derecho de decidir el modelo educativo que desean para sus hijos.

Todas las leyes orgánicas de educación de la democracia han fundamentado la presencia de la asignatura de Religión en el sistema educativo como una consecuencia del pacto constitucional, del propio texto constitucional y como concreción de los acuerdos que el Estado ha firmado con la Santa Sede y con las diferentes confesiones religiosas.

1. La enseñanza de la religión católica se ajustará a lo establecido en el Acuerdo sobre Enseñanza y Asuntos Culturales suscrito entre la Santa Sede y el Estado español.

2. La enseñanza de otras religiones se ajustará a lo dispuesto en los Acuerdos de Cooperación celebrados por el Estado español con la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, la Federación de Comunidades Israelitas de España, la Comisión Islámica de España y, en su caso, a los que en el futuro puedan suscribirse con otras confesiones religiosas.

Es un derecho amparado por el Artículo 27.3 de la Constitución Española:

“Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

Este derecho también está amparado por diversos tratados internacionales suscritos por España. Esto dice el Artículo 26.3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:

Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”.

El  Artículo 18.4 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos también se refiere a ese derecho:

“Los Estados Partes en el presente Pacto se comprometen a respetar la libertad de los padres y, en su caso, de los tutores legales, para garantizar que los hijos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones“.

El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, también suscrito por España, recoge ese derecho en su Artículo 13.3:

“Los Estados Partes en el presente Pacto se comprometen a respetar la libertad de los padres y, en su caso, de los tutores legales, de escoger para sus hijos o pupilos escuelas distintas de las creadas por las autoridades públicas, siempre que aquéllas satisfagan las normas mínimas que el Estado prescriba o apruebe en materia de enseñanza, y de hacer que sus hijos o pupilos reciban la educación religiosa o moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones“.

Igualmente, en su protocolo adicional, esto es lo que dice el Artículo 2 del Convenio Europeo de Derechos Humanos:

“El Estado, en el ejercicio de las funciones que asuma en el campo de la educación y de la enseñanza, respetará el derecho de los padres a asegurar esta educación y esta enseñanza conforme a sus convicciones religiosas y filosóficas“.

La Carta de los Derechos Humanos Fundamentales de la Unión Europea también protege ese derecho en su Artículo 14.3:

“Se respetan, de acuerdo con las leyes nacionales que regulen su ejercicio, la libertad de creación de centros docentes dentro del respeto a los principios democráticos, así como el derecho de los padres a garantizar la educación y la enseñanza de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas“.

Así mismo, la Convención de la UNESCO relativa a la Lucha contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza ampara en su Artículo 5:

“la libertad de los padres o, en su caso, de los tutores legales” de “dar a sus hijos, según las modalidades de aplicación que determine la legislación de cada Estado, la educación religiosa y moral conforme a sus propias convicciones“.

– En cuanto a la afirmación: “dar una salida digna a los docentes de esta materia” evidentemente NO podemos estar de acuerdo con el DAR UNA SALIDA, dado que son profesionales de la enseñanza como cualquier maestro/a  y por tanto trabajadores, con unos representantes laborales como cualquier otro trabajador.

La mayoría de estos docentes, con más de 20 años de servicio y muchas de ellas, dado que también es un colectivo mayoritariamente femenino, maestras en puertas de su jubilación. Es por ello que la inestabilidad en sus contratos y la parcialidad de los mismos les repercuten directamente en sus tan próximas pensiones de jubilación. Así también es de justicia respetar la defensa de estos puestos de trabajo y de la experiencia que este colectivo de maestros y maestras tiene en la administración pública, como empleados públicos que son.

Si algún colectivo de docentes es “experto” en inestabilidad, por desgracia, es el colectivo del profesorado de Religión cuya problemática laboral  tiene ya un largo recorrido. Desde no estar ni asegurado hasta el año 99, y por tanto no percibir un salario mensual  y regular, hasta el conseguir el derecho de tener con posterioridad unos contratos anuales a jornada parcial o completa, pasando por no reconocerse su experiencia como docentes, ni complemento de antigüedad, ni complemento de formación… Entre otras muchas cosas. Es un colectivo docente que a día de hoy, y como miembros de los claustros, aún está siendo discriminado en cuanto a derechos y obligaciones laborales. Han tenido que ser las diferentes sentencias judiciales, tanto en tribunales españoles como en el tribunal europeo, las que han ido paliando las diferentes discriminaciones e injusticias laborales que ha sufrido este colectivo de profesores de Religión en las últimas décadas.

A pesar de ello, el colectivo de profesores/as de religión sigue teniendo una estabilidad laboral bastante precaria. Es un colectivo sujeto a constates modificaciones contractuales, modificándose su jornada en la mayoría de los casos a jornadas parciales, con las consecuente reducción salarial y de cotizaciones. Un colectivo, como el profesorado de religión en Infantil y Primaria, que no se le reconocen itinerancias, ni reducciones por ser mayores de 55 años, que se les impide en muchos casos al desempeño de sus funciones aun estando contratados, acceder en muchísimos casos a la participación en ciertos planes y programas educativos, a coordinaciones de los mismos y a sus reducciones horarias… Un colectivo, sin ni siquiera un Convenio Colectivo por más que lo ha intentado e intenta. El único colectivo de docentes en Andalucía que aún está pendiente por transferir a la administración educativa andaluza, en el caso de Infantil y Primaria.  Un colectivo que constantemente está en tela de juicio, dado que la propia área de religión está sujeta a un constante debate ideológico, y que afecta directamente a este colectivo de docentes, con la inquietud laboral que ello implica. En muchas ocasiones sujeto también al devenir político ante la falta de un verdadero Pacto Educativo, que resuelva realmente la verdadera problemática educativa no solo en nuestra comunidad andaluza, sino en todo el territorio español.

La enseñanza de las religiones es una realidad en los sistemas educativos de todos los países europeos y es una de las recomendaciones permanentes del Consejo de Europa que ha solicitado en varias ocasiones que sea así. No queramos engañarnos todos, en cuanto a la problemática real de la educación. Verdaderamente la asignatura de religión no es el problema y mucho menos cuando es un área que se elige voluntariamente por las familias. Como dicen algunos, es sin lugar a dudas, el área más “democrática” del sistema educativo debido precisamente a su elección voluntaria.

– Sobre la afirmación final del mencionado punto 9: “No rechazamos ninguna religión, pero ya tienen unos lugares para que esta sea impartida.”

Comentar que la clase de Religión solo tiene cabida en un lugar, y es en los centros educativos y en el propio horario escolar. En Andalucía, así como en el resto de España aún hay mucho desconocimiento de lo que es realmente la asignatura de Religión. Algunas corrientes de opiniones, negando la propia evolución que ha tenido la asignatura de Religión, intentan anquilosarla en un pasado etiquetándola de catequesis, que si se debe dar en otros lugares como se está dando realmente. Pero la intencionalidad de la asignatura de Religión en la escuela es la formación sobre lo religioso. Esta formación posibilita al alumnado que pueda comprender qué lugar ocupa esta realidad en lo personal, en la sociedad, en la historia, en la literatura, en la cultura, en el arte… Y es precisamente por esto, entre otras cuestiones, por lo que la asignatura de Religión en la escuela no se dirige solo a los creyentes. Además la escuela debe abogar por el desarrollo integral de todas las dimensiones del alumnado, incluida la dimensión trascendente que posee toda persona.

Es por todo ello que desde esta Plataforma en defensa de la Religión en Andalucía, también defendemos una educación de calidad, donde la clase de Religión si tiene cabida dado que favorece el desarrollo integral de todas las dimensiones del alumnado.

Así también defendemos el estudio de la asignatura de Religión en condiciones equiparables al resto de disciplinas fundamentales, es decir, que la Religión constituya un área de conocimiento, sea evaluable y que se imparta dentro del horario escolar.

También la oferta de la asignatura de Religión en todas las etapas educativas: Educación Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, con un horario digno que permita una enseñanza de calidad.

Y por supuesto el reconocimiento efectivo del profesorado de Religión como miembro del claustro a todos los efectos, con los derechos y obligaciones laborales correspondientes como docente y empleado público que es.

Clases de Religión, Legislación educativa, Noticias

LA REGULACIÓN DE LA ENSEÑANZA RELIGIOSA ESCOLAR, una presencia continuada.

LA   REGULACIÓN DE LA ENSEÑANZA RELIGIOSA ESCOLAR

Una presencia continuada

Todas las leyes orgánicas de educación de la democracia han fundamentado la presencia de la asignatura de Religión en el sistema educativo como una consecuencia del pacto constitucional, del propio texto constitucional y como concreción de los acuerdos que el Estado ha firmado con la Santa Sede y con las diferentes confesiones religiosas.

1. La enseñanza de la religión católica se ajustará a lo establecido en el Acuerdo sobre Enseñanza y Asuntos Culturales suscrito entre la Santa Sede y el Estado español.

2. La enseñanza de otras religiones se ajustará a lo dispuesto en los Acuerdos de Cooperación celebrados por el Estado español con la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, la Federación de Comunidades Israelitas de España, la Comisión Islámica de España y, en su caso, a los que en el futuro puedan suscribirse con otras confesiones religiosas.

LOGSE, LOCE, LOE y LOMCE, han ido sumando soluciones diferentes. Ninguna de ellas, como las leyes educativas en su conjunto, ha sido fruto del consenso social o del acuerdo político.

A pesar de la presencia continuada, que el debate sobre la pertinencia de la ERE en el currículo como un asunto educativo o cultural no se haya producido tiene que ver con el uso partidista que se ha hecho de este asunto

En el marco legal vigente, cualquier ley educativa habrá de ajustarse al cumplimiento de la ley. Pedir la derogación de los acuerdos, ignorar el cumplimiento del mandato constitucional como argumento para eliminar la asignatura de Religión del sistema educativo, no nos eximiría de la obligación y la responsabilidad educativa de generar contextos escolares inclusivos en los que se reconozca la diversidad religiosa.

Es un derecho amparado por el Artículo 27.3 de la Constitución Española:

“Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

Un consenso educativo internacional

Más allá de la exigencia de los Acuerdos o de la exigencia constitucional expresada en los artículos 27.2 y 27.3, entre las legitimaciones que más consenso tienen en la comunidad educativa y que asumen la necesidad de contemplar la religión en la escuela y de contextualizar dicha relación en un marco de respeto y tolerancia a la diversidad religiosa y de creencias, se pueden sugerir:

Este derecho también está amparado por diversos tratados internacionales suscritos por España. Esto dice el Artículo 26.3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:

Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”.

El  Artículo 18.4 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos también se refiere a ese derecho:

“Los Estados Partes en el presente Pacto se comprometen a respetar la libertad de los padres y, en su caso, de los tutores legales, para garantizar que los hijos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones“.

El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, también suscrito por España, recoge ese derecho en su Artículo 13.3:

“Los Estados Partes en el presente Pacto se comprometen a respetar la libertad de los padres y, en su caso, de los tutores legales, de escoger para sus hijos o pupilos escuelas distintas de las creadas por las autoridades públicas, siempre que aquéllas satisfagan las normas mínimas que el Estado prescriba o apruebe en materia de enseñanza, y de hacer que sus hijos o pupilos reciban la educación religiosa o moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones“.

Igualmente, en su protocolo adicional, esto es lo que dice el Artículo 2 del Convenio Europeo de Derechos Humanos:

“El Estado, en el ejercicio de las funciones que asuma en el campo de la educación y de la enseñanza, respetará el derecho de los padres a asegurar esta educación y esta enseñanza conforme a sus convicciones religiosas y filosóficas“.

La Carta de los Derechos Humanos Fundamentales de la Unión Europea también protege ese derecho en su Artículo 14.3:

“Se respetan, de acuerdo con las leyes nacionales que regulen su ejercicio, la libertad de creación de centros docentes dentro del respeto a los principios democráticos, así como el derecho de los padres a garantizar la educación y la enseñanza de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas“.

Así mismo, la Convención de la UNESCO relativa a la Lucha contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza ampara en su Artículo 5:

“la libertad de los padres o, en su caso, de los tutores legales” de “dar a sus hijos, según las modalidades de aplicación que determine la legislación de cada Estado, la educación religiosa y moral conforme a sus propias convicciones“.

Así también se puede sugerir otros documentos:

  • Documentos de la UNESCO (aportan un enfoque internacional sobre diversidad religiosa y de creencias en la escuela):
    • Propuestas de la primera reunión de expertos de las tres religiones (1995)
    • Declaración de principios sobre la tolerancia (1995)
    • Conclusiones del III Seminario Unesco sobre la Contribución de las Religiones a la cultura de la Paz, sobre la educación religiosa en un contexto de pluralismo y tolerancia (1998)
    • Declaración y recomendaciones de la conferencia internacional sobre diálogo interreligioso (2000)
  • Documentos de la OSCE
    • The Toledo Guiding Principles on Teaching about Religion and Beliefs in Public Schools (2007)
  • Consejo de Europa[1]
    • Resolución 1396 (1999)
    • The Final Declaration of the 21st. Sesión of the Standing Conference of the European Ministers of Education (2003).
    • Recomendación 1720 (2005)

Es innegable la existencia, con diferentes modelos, de Enseñanza Religiosa Escolar en la mayoría de los países de la Unión Europea.[2]

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que coordina la acción de 35 estados, incluirá en su próximo Informe del Programa Internacional para la Evaluación de los Estudiantes (Informe PISA 2018) la evaluación de lo que ha llamado la Competencia Global. Así, a la evaluación que desde el año 2000 se ha ido haciendo de las competencias de lectura, ciencias y matemáticas, se suma esta nueva competencia que se describe así:

La competencia global es una capacidad multidimensional. Individuos competentes globalmente pueden (1) examinar asuntos locales, globales e interculturales, (2) comprender y apreciar diferentes perspectivas y miradas del mundo, (3) interactuar exitosa y respetuosamente con otros, y (4) tomar acciones responsables para la sostenibilidad y el bienestar colectivo[3].

Esta competencia incluye así distintos componentes que a su vez serán evaluados de forma distinta: conocimientos, habilidades cognitivas, actitudes y habilidades sociales, y valores. Estas capacidades y la incorporación de esta competencia en general se han justificado como una manera de responder, entre otras, a la necesidad[4] de vivir armoniosamente en sociedades multiculturales, en contexto donde los conflictos étnicos y culturales son la fuente más importante de violencia política en el mundo. También evaluará, entre otras cosas, el conocimiento de las creencias propias y ajenas.


[1] En el número 317 de Religión y Escuela, en su columna Punto de Vista, Carlos Esteban recoge una serie de Recomendaciones del Consejo de Europa

[2] La Religion en Europa (Flavio Pajer)

[3] OECD, https://www.oecd.org/education/Global-competency-for-an-inclusive-world.pdf. La numeración es propia.

[4] ÍDEM.

Clases de Religión, Horarios, LOMCE, Noticias

Educación recupera las nueve horas de Religión para el próximo curso de Primaria en Andalucía

Decoración infantil en un colegio de Primaria de Córdoba

La Religión vuelve a ser asignatura de los estudios de Primaria el próximo curso en el que también aumentarán las horas lectivas de Lengua, Matemáticas, Inglés y Educación Física, según anunció este lunes la Junta de Andalucía en un comunicado.

La Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa ha elaborado el currículo de Primaria y Secundaria del curso 2019-20, siguiendo las resoluciones de Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y del Tribunal Supremo, que anularon las tres órdenes de Primaria, Secundaria y Bachillerato elaboradas por el anterior equipo de la Consejería andaluza de Educación.

Para cubrir ese vacío normativo, el nuevo equipo de la Consejería de Educación ha avanzado unas instrucciones para el curso 2019-20 que considera son «medidas encaminadas a revertir el fracaso escolar y avanzar hacia una educación integral de calidad y excelencia, adaptada a las necesidades de la sociedad contemporánea», de acuerdo con las 1.650 aportaciones recibidas de la comunidad educativa en línea a aumentar las horas de estudio de determinadas materias.Así, la carga lectiva de todo el itinerario de Primaria en Lengua aumentará en 2,5 horas y la de Matemáticas en 2 horas con respecto al curso que ahora termina y se potenciarán «destrezas básicas para el siglo XXI», como el debate y la oratoria en Lengua Castellana.

En Matemáticas se apuesta por reforzar las habilidades de cálculo (primer ciclo), la resolución de problemas (segundo ciclo) y la robótica y el razonamiento matemático (tercer ciclo).

También se incrementa la carga lectiva de la primera lengua extranjera, en la mayoría de los centros Inglés, en un 50 por ciento, pasando de 12 a 18 horas semanales a lo largo de toda la etapa de Primaria (3 horas semanales por curso), aumento que se dedicará principalmente a incidir en la comunicación oral en inglés.

La carga horaria de Educación Física aumenta en 6 horas semanales a lo largo de la etapa (con 3 horas semanales de primero a tercero y 2 horas semanales para cuarto, quinto y sexto), con un incremento en los tres primeros cursos de Primaria, que duplican su carga lectiva, para desarrollar la psicomotricidad y generar hábitos de vida saludable en los alumnos más jóvenes.

Una hora de clase

Los módulos horarios, con carácter general, pasan a ser de 1 hora, frente a los 45 minutos actuales, respondiendo así a una demanda de casi el 70 % de los docentes de Primaria.

Estas instrucciones prestan una especial atención al refuerzo de Lengua Castellana y Literatura para cursar en lugar de la segunda lengua extranjera, programa, que no contendrá una calificación final ya que buscará el seguimiento y el aprendizaje de los elementos más relevantes del currículo de Lengua.

Respecto a la asignatura optativa de Religión, Educación recuerda que la sentencia anuló la orden que trasladó la responsabilidad sobre el horario de esta materia a los centros, «lo que causó la existencia de profesores de Religión sin carga horaria asignada, pero que seguían estando contratados».

La solución adoptada por el nuevo equipo de Educación retoma la normativa vigente en Andalucía con anterioridad a la Orden revocada por los tribunales, que era de 9 horas semanales en Primaria, ( una hora semanal para los tres primeros cursos de Primaria y dos de cuarto a sexto curos). Será no obstante una medida provisional para el curso 2019-20, ya que la decisión definitiva «será objeto de debate con la comunidad educativa para redactar la Orden que estará vigente a partir del curso 2020-21».

Respecto a la asignatura de segunda lengua extranjera (Francés), se establece una reducción de media hora por curso (un total de 2 horas en la etapa de Primaria), reversible por el propio centro, que dentro de su autonomía podría impulsar incluso un aumento de la carga lectiva del francés utilizando la hora que tienen a su disposición para reforzar o profundizar determinadas materias.

En Secundaria, los cambios serán mínimos, «a la espera del debate que tendrá lugar a lo largo del curso para configurar la nueva Orden de currículo», y una de sus novedades es la incorporación de una nueva materia optativa en 1º de ESO consistente en la ampliación de contenidos de Educación Física.

Esta ampliación no incidirá en los contenidos de la materia específica de Educación Física, «sino que dará protagonismo al alumnado en aspectos como la organización de actividades físicas, deportivas y expresivas, la realización de proyectos comunes en actividades físicas colectivas que faciliten la adquisición de recursos de cooperación y el acercamiento al fenómeno deportivo como espectáculo mediante el análisis y la reflexión crítica ante la violencia en el deporte».

Así quedará el horario escolar semanal

Los escolares andaluces estudiarán comohasta ahora 25 horas semanales, incluyendo el tiempo de recreo. Los cambios del nuevo curriculo amplian hasta cinco horas semanales las enseñanzas de Lengua en los cuatro primeros curso de Primaria y cuatro horas en quinto y sexto. En Matremáticas, primero y segundo tendrán cinco horas lectivas semanales, y el resto de cursos cuatro. En Inglés se dobla el número de horas lectivas, de 1,5 a tres horas en todos los cursos de la etapa. Tres horas tendrán también de Educación Física los escolares de primero a tercero y dos los del segundo ciclo. En cuanto a Religión o asignatura alternativa, se impartirá una hora en primero, segundo y tecero y dos en los últimos tres cursos de Primaria.

fuente: /sevilla.abc.es

Clases de Religión, Horarios, LOMCE, Noticias

Educación acatará la sentencia del Supremo y Religión recupera las dos sesiones semanales

El consejero Javier Imbroda, en una reciente visita a Málaga. /FÉLIX PALACIOS

«El currículo de Primaria debe ajustarse a la legalidad», afirma el consejero Imbroda, tras rechazar el TS un recurso de la Junta.

La Consejería de Educación no tiene más remedio que «ajustarse a la legalidad» y cumplir las sentencias judiciales. De esta manera, los colegios andaluces tendrán que recuperar el próximo curso las dos sesiones semanales de Religión. El Tribunal Supremo decidió hace unas semanas no admitir a trámite un recurso del anterior gobierno andaluz contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que anulaba una orden de la Consejería de Educación en la que se fijaba una sesión semanal para la asignatura de Religión en los colegios de Infantil y Primaria.

El encaja de estas dos sesiones se hará dentro de un proceso más amplio de modificación del currículo de Primaria que se está trabajando en estas semanas y que afectará en menor medida al próximo curso, pero que sí será de mayor calado para el curso 2020/21, según indicó el consejero. De hecho, para dentro de dos cursos se ha abierto un debate con la comunidad educativa, siguiendo en parte la propuesta que ya hizo la anterior consejera, Sonia Gaya, bautizado ‘Repensar la Primaria’.

En principio, para el próximo curso los responsables de la consejería deben hacer efectiva esta sentencia en relación a la asignatura de Religión. «Es evidente que no podemos ir contra una sentencia del Tribunal Supremo; nuestra actuación debe ajustarse a la legalidad y daremos respuesta a esta sentencia, como no puede ser de otra manera», afirmó el consejero. En este sentido, Educación prepara una instrucción al respecto. Pero la solución no es sencilla, pues en el caso de la asignatura de Religión hay diferentes competencias: los profesores, en el caso de Primaria, dependen del Ministerio de Educación, mientras que los colegios y la planificación son competencia de la Junta. Algo que no sucede en el caso de los institutos de Secundaria, en los que los profesores sí dependen directamente de la Junta de Andalucía.

Además, los directores de los colegios tienen autonomía para poner una o dos sesiones de Religión. Así, hay colegios con una sesión de 45 minutos, otros con dos e incluso los que mantienen una sesión de 60 minutos o dos de 30.

Francés en Primaria

La modificación de currículo de Primaria afectará también al segundo idioma, que empezó a implantarse para toda la Primaria en el 2016/17 (cursos tercero y quinto), pero que no llegó a primero y segundo, como estaba previsto para este curso.

El Tribunal Supremo, en una sentencia del pasado mes de mayo, falló a favor de los obispos andaluces en relación a la polémica que mantenían con la Junta por las horas de la asignatura de Religión. El alto tribunal no admitió a trámite el recurso de casación que interpuso en su día la Junta de Andalucía contra una anterior sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que ya declaró nula la orden de la Consejería de Educación que regulaba el currículo escolar de Educación Primaria y que dejó en una sesión semanal la enseñanza de Religión (o su alternativa, Valores sociales y cívicos).

diariosur.es

Clases de Religión, Horarios, LOMCE, Noticias

El Tribunal Supremo da la razón a los Obispos del Sur en el contencioso sobre la Religión en Primaria

El Tribunal Supremo da la razón a los Obispos del Sur en el contencioso sobre la Religión en Primaria

La asignatura de Religión podrá volver a contar con dos sesiones semanales en los cursos de Primaria a partir del próximo curso, como consecuencia del último dictamen del Tribunal Supremo que da la razón a la Asamblea de Obispos del Sur de España en su contencioso con la Junta de Andalucía en relación con las horas de esta asignatura.

El alto tribunal no ha admitido a trámite un recurso de casación interpuesto por la administración autonómica contra una sentencia anterior del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que daba la razón a los Obispos del Sur. Esta resolución del TSJA declaró nula la orden de la Consejería de Educación que limitó a una sesión semanal el tiempo dedicado a la asignatura de Religión, o su alternativa, en Educación Primaria.

El secretario técnico de Enseñanza de la Asamblea de Obispos del Sur de España, José Rafael Rich, ha valorado positivamente esta sentencia y ha precisado que esta inadmisión a trámite anula definitivamente la orden de 17 de marzo de 2015 “y abre la vía a que el próximo curso pueda haber dos sesiones de Religión”.

Algo similar sucede con la Religión en los cursos de Secundaria. En este caso, se está a la espera del dictamen del Supremo.

Fuente: Odisur Sevilla

Clases de Religión, Horarios, LOMCE, Noticias

Nota de prensa de la Secretaría Técnica de Enseñanza de los Obispos del Sur sobre la sentencia del Supremo

LA ENSEÑANZA DE LA RELIGIÓN EN ANDALUCÍA MANTENDRÁ LAS DOS SESIONES SEMANALES EN EDUCACIÓN PRIMARIA TRAS LA INADMISIÓN A TRÁMITE DEL RECURSO DE CASACIÓN INTERPUESTO POR LA JUNTA DE ANDALUCÍA.

El Tribunal Superior de Justicia declaró nula la Orden que regulaba el currículo escolar de Educación Primaria en Andalucía por entender que se había prescindido el procedimiento regulado para la elaboración de esa norma.

El problema que se resuelve con esta decisión del Tribunal Supremo tiene su origen en la Orden de 17 de marzo de 2015 que regulaba el currículo de la Educación Primaria en Andalucía. En ese momento, la administración educativa decidió recortar a la mitad la dotación horaria de la enseñanza de la religión y su alternativa de valores sociales y cívicos. Así ambas asignaturas pasaron de tener dos sesiones semanales a una sesión.

Contra esta decisión, los obispos andaluces decidieron recurrir dicha norma en defensa de los derechos de los alumnos y sus familias a recibir una educación religiosa y moral conforme a sus propias convicciones y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía les dio la razón, considerando que la administración educativa no había sido respetuosa con el procedimiento establecido para la elaboración de dicha Orden.

Ante dicha decisión, la Junta de Andalucía recurrió en casación ante el Tribunal Supremo que ahora zanja el asunto con la inadmisión a trámite del mismo.

Esta decisión anula definitivamente la Orden de 17 de marzo de 2015 y abre la vía a que el próximo curso la asignatura de religión y su alternativa vuelva a tener dos sesiones semanales en Educación Primaria.

NOTA DE PRESA

Clases de Religión, Noticias

Más del 80 % de alumnos de Primaria andaluces estudian Religión

El 81,7 % de los alumnos de Primaria en Andalucía estudian Religión, porcentaje que baja al 67,9 % en los de ESO en esta comunidad, según una estadística del Ministerio de Educación y Formación Profesional.

La asignatura de Religión, una de las materias que despierta la polémica en el ámbito educativo, es recibida de manera muy dispar por el alumnado según las comunidades autónomas, de manera que los alumnos extremeños la eligen de forma mayoritaria mientras que en Cataluña es prácticamente residual.

Los porcentajes en el total de los centros educativos reflejan que Extremadura (87 %) es la autonomía donde más alumnos estudian religión católica en Primaria mientras que en Cataluña el 81,6 % no cursa religión.

En Educación Secundaria Obligatoria (ESO) el porcentaje de alumnos extremeños que escogen esta clase es del 77 %, también el mayor de toda España, mientras que el 89,9 % de los catalanes no cursa religión, el dato más elevado.

Son porcentajes de la reciente estadística “Las cifras de la educación en España” del Ministerio de Educación y Formación Profesional con datos del curso 2016-17, donde se especifica que se apuntaron a religión católica un 64,5 % del alumnado de Primaria, un 34,5 % no cursó religión y un 0,9 % otras religiones; datos que en Secundaria fueron del 55,6 %, 44,1 % y 0,3 %, respectivamente.

Si comparamos estos porcentajes respecto al anterior (2015-16), se comprueba un ligero descenso de alumnos apuntado a esta asignatura aunque se mantiene, en general, la misma tónica por comunidades.

No obstante, son datos que difieren ligeramente de los aportados por la Conferencia Episcopal española (CEE) para esos mismos cursos y, según los cuales, el 68,1 % de alumnos de Primaria se habría matriculado en el curso 2016-17 y el 58,2 % de Secundaria (en el curso 2015-16 esos datos fueron 70 % y 55 %, respectivamente).

Por otra parte, se da la circunstancia de que la CEE no ha aportado aún los datos referentes al curso 2017-18 cuando es habitual que los publique dentro del mismo año académico.

Respecto a los centros públicos, Extremadura sigue siendo la autonomía con más éxito en las clases de Religión (84,5 % en Primaria y 72 % en ESO) y en el polo opuesto Cataluña: 81,6 % no se apuntó en Primaria ni el 89,9 % en ESO.

La Religión con la Lomce pasó a tener una asignatura espejo, es decir, se introducía la obligación de elegir entre dicha materia u otra.

Antes el alumno que no escogía Religión normalmente tenía en su centro educativo una hora de estudio o simplemente una hora libre.

Por su lado, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha fijado en su proyecto de ley (paralizado en el Parlamento por la convocatoria de elecciones) con el que pretende derogar la Lomce que no se curse una materia alternativa y, además, que la calificación de Religión no se tenga en cuenta en la nota media de acceso a la universidad o para becas.

El siguiente cuadro recoge, por CCAA (no aportan sobre Baleares), el porcentaje (%) de alumnos matriculados en todos los centros en religión católica en Primaria y ESO en el curso 2016-17:

CCAA PRIMARIA ESO

TOTAL 64,5 55,6

Andalucía 81,7 67,9

Aragón 65,6 55,9

Asturias 71,0 65,5

Canarias 73,4 57,2

Cantabria 74,4 65,7

Castilla y León 77,6 70,9

C-La Mancha 79,2 68,5

Cataluña 18,0 9,8

C. Valenciana 62,2 57,3

Extremadura 87,0 77,0

Galicia 68,2 58,5

Madrid 64,1 53,2

Murcia 75,6 65,8

Navarra 61,6 56,7

País Vasco 42,2 43,2

La Rioja 73,6 72,2

Ceuta 33,9 29,9

Melilla 21,8 30,4

Fuente: lavanguardia.es